Opinión: Estudiar y emprender: el desafío de nuevas rutas en tiempos de pandemia

Por Katherine Westerhout; Coordinadora de la preincubadora The Lift, Facultad de Ingeniería PUCV.

La palabra emprender se relaciona desde sus inicios al vocablo francés entrepreneur, que nace haciendo referencia a los aventureros que emprendían viaje al Nuevo Mundo, a lo inesperado, sin certeza alguna de lo que encontrarían. Así es justamente el camino que elige un estudiante emprendedor, el de comenzar un viaje con rumbo desconocido, lleno de retos que deberán desafiar con coraje día a día en cada empresa que inicien; y no me refiero a empresa como a un negocio, si no que voy al sentido más original de la palabra. Cada vez que se embarquen en la búsqueda de nuevas soluciones para resolver problemas que identifiquen que son relevantes para la sociedad, significa iniciar una empresa, emprender un viaje, como lo hacían los valientes navegantes que se aventuraron en venir a América, a pesar de la incertidumbre.

En tiempos difíciles, como en la crisis desencadenada por el Covid-19 que vivimos hoy, los problemas se multiplican día, y cada vez nos afectan de forma más profunda. Las dinámicas sociales que antes entendíamos como seguras y estables, hoy nos aparecen como nuevos escenarios complejos, variados, transitorios, y a los que estamos obligados todos a adaptarnos. Nunca antes, o muy pocas veces en la historia de nuestra sociedad, tantos problemas aparecieron de forma simultánea, y de eso precisamente se enamora el emprendedor, del problema. La crisis, en el emprendimiento, es la vela que impulsa ese barco a la aventura y que al mismo tiempo lo guía y direcciona.

Ciertamente, hoy podemos percibir que se está gestando una nueva forma de ver y sentir nuestra sociedad. La priorización de necesidades ha cambiado, la colaboración y mecanismos para comunicarnos de forma virtual cobran fuerza, y en este escenario los nuevos emprendedores serán una pieza clave para detectar oportunidades en estas nuevas condiciones y mejorar la calidad de vida de las personas, impulsándonos a todos y todas por nuevos y mejores caminos.

Por ello, dentro de la Universidad desde hace algunos años se ha articulado la Ruta del Emprendedor PUCV, donde nuestro rol como The Lift, la preincubadora de emprendimientos en etapa inicial de la Facultad de Ingeniería, es ser un soporte y respaldo para todos los y las estudiantes de la Universidad que tengan la motivación por emprender o que ya cuenten con proyectos de emprendimiento innovadores.

Nuestra preincubadora se enfoca en la etapa inicial del proceso, es decir, apoyamos a quienes tengan sólo una idea para poder convertirla en un proyecto de emprendimiento de alto impacto. Acompañamos a los estudiantes emprendedores mediante mentorías personalizadas en todo el proceso de emprender, desde la identificación y definición del problema que quieren atacar, hasta la elaboración de su modelo de negocios. Los ayudamos a encontrar a su equipo, fomentando la interdisciplina y a potenciar su capacidad emprendedora.

Todo estudiante que inicia su camino con The Lift se integra automáticamente a nuestra comunidad de emprendedores, es decir, se une al gran ecosistema de emprendedores PUCV. Es valioso destacar que gran parte de los equipos que forman parte de nuestra comunidad, a pesar de la adversidad en estos tiempos difíciles, siguen trabajando con aún más fuerza y convicción en sus emprendimientos, pues están convencidos que el poder cambiar realidades está en ellos.

Por cierto, este camino requiere coraje, valentía, pasión, perseverancia, resiliencia y por sobre todo motivación, y entonces pareciera que se necesita más que nunca a esa nueva generación de jóvenes, que busca medidas de alto impacto para dar soluciones prontas y concretas a grandes problemáticas, y en las que deberán aprender a trabajar con pasión y coraje para reconstruir nuestra sociedad desde lo más profundo. Nuestros emprendedores The Lift son agentes de cambio que, con su visión emprendedora, mejoran de forma sustancial las vidas de muchas personas, más aún, en un futuro incierto, en el que sin duda se atreverán a emprender como férreos navegantes en altamar.

Opinión: Estudiar y emprender: el desafío de nuevas rutas en tiempos de pandemia
Descarga Plan de Retorno