Parroquias de la Diócesis de Valparaíso dan respuesta concreta a los efectos sociales del Covid-19

El avance de la crisis sanitaria ha llevado a las distintas comunidades a reafirmar aún más su labor evangelizadora, especialmente a través de un apostolado solidario que ayuda a combatir la cesantía y vulnerabilidad de la población más empobrecida de la región.

Hoy más que nunca las parroquias, colegios y movimientos apostólicos están desarrollando un trabajo pastoral de especial atención a las personas más vulnerables. Desde siempre el compromiso social de la Iglesia ha invitado a los cristianos a crear iniciativas que potencien la dignidad humana y sean un aporte en el desarrollo de la sociedad. Desde el Papa León XIII al Papa Francisco, los documentos eclesiales han invitado a todos los cristianos a vivir el Evangelio a través de obras concretas de solidaridad.

En la Región y según el recuento realizado por el Obispado de Valparaíso, se entregan semanalmente más de 5.500 almuerzos y colaciones a personas afectadas en sus ingresos por la crisis social provocada por el Covid-19, personas en situación de calle, adultos mayores, entre otros.

También, de manera organizada y personalizada, se entregan mensualmente en las parroquias más de 2.400 canastas básicas de alimentos y enseres de aseo e higiene, que van en ayuda de familias, personas mayores y migrantes que se acercan e inscriben en las comunidades y reciben mensualmente esta colaboración. Estas cifras seguramente aumentarán en el transcurso de las próximas semanas, porque las necesidades se acrecientan.

Todas estas iniciativas son promovidas y mantenidas por los mismos feligreses y generan un trabajo en red que no sólo se desarrolla en un nivel eclesial. Muchas comunidades apoyan también actividades sociales locales de cada lugar, entregando cooperación a las “Ollas Comunes” en sus poblaciones a través de juntas de vecinos, clubes deportivos y otras organizaciones territoriales, apoyando también a otras parroquias más vulnerables, acompañando y ayudando a familias en el pago de sus servicios básicos.

MONSEÑOR OSSANDÓN: “MUCHOS VOLUNTARIOS NOS MUESTRAN LO MEJOR DEL CORAZÓN HUMANO”

El Pro Gran Canciller de la PUCV y Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso, Monseñor Pedro Ossandón, resalta la importancia de la labor social que permanentemente se realiza en las 69 parroquias de la Diócesis, gracias a la colaboración de muchas personas solidarias, capaces de generar y sostener espacios de encuentro humano y de servicio a los más necesitados. “Agradecidos del testimonio generoso de tantos voluntarios que nos muestran lo mejor del corazón humano, integrémonos con humildad en estas iniciativas solidarias que nos urgen. Ofrezcamos todo en las manos de Jesús lo poco que tenemos para que el amor de Dios multiplique el pan para todas las familias” señaló Monseñor Ossandón.

La labor social de la Iglesia Católica en la Diócesis de Valparaíso siempre ha sido un pilar fundamental de la pastoral diocesana y parroquial. Las diversas campañas solidarias que se han desarrollado a partir del terremoto y los incendios que han azotado a la región, han evidenciado la capacidad de respuesta que las comunidades pueden entregar.

En nuestra región la Pastoral Social Cáritas ha desarrollado un camino de cooperación con las distintas instituciones civiles y gubernamentales para la atención de la población más vulnerable, desde la identidad y principios propios de la acción social de la Iglesia. Así lo confirma Pedro Adrians, director ejecutivo de Caritas Valparaíso, quien señala: “la solidaridad ha de ser efectiva, y para ello nos articulamos en colaboración con otros para hacer sinergia en nuestras capacidades y, así, hacer bien el bien. Pero también nuestro quehacer debe ser afectivo, poniendo en el centro a las personas, sus dolores y esperanzas, siento empáticos y cercanos más allá de las limitaciones que nos pone esta pandemia. Y ahí es donde emerge nuestra identidad evangélica”.

APOYO EN REDES SOCIALES

Las distintas iniciativas desarrolladas por las parroquias de la Diócesis de Valparaíso tienen hoy un nuevo escenario en medio de la crisis sanitaria. En las Redes Sociales han tenido un protagonismo absoluto, no solo a la hora de celebrar las distintas eucaristías sino también al momento de motivar a sus fieles a ayudar en las campañas solidarias. La utilización masiva de estos medios ha posibilitado la generación de verdaderas “redes sociales” para iniciar voluntariados y potenciar donaciones de alimentos a las múltiples actividades que en cada parroquia se realizan.

En ese sentido, las plataformas digitales acompañan el trabajo diario de cientos de voluntarios que desarrollan sus actividades a lo largo de las parroquias de la región. De esta manera, las campañas online motivan la participación en todos los sectores, concretizando una ayuda importante para miles de familias.

Según datos entregados a mediados de mayo, en la provincia de Quillota se ayuda a más de 500 familias mensualmente y se entregan 200 raciones semanales de comida. En la provincia de Marga – Marga, se apoya a 400 familias mensualmente y se entregan más de 1.000 raciones semanales de almuerzos. Y en la provincia de Valparaíso, se colabora a más de 1.700 familias mensualmente y se entregan más de 4.000 almuerzos y/o colaciones semanales en las distintas iglesias, colegios y comedores solidarios.

Todo esto es posible gracias al trabajo de los voluntarios y voluntarias que entregan generosamente su servicio en medio de las comunidades cristianas. Todos ellos dan vida a estas necesarias iniciativas: potenciando las donaciones online, cocinando almuerzos todos los días y recolectando las mercaderías en distintos lugares. Con esa disposición y entrega desarrollan su día a día en medio de los variados voluntariados.

Así lo declara Miriam, voluntaria durante muchos años y encargada del Comedor Solidario 421 de la Parroquia La Matriz en Valparaíso: “este comedor está bendecido, nos llegan donaciones desde el que tiene mucho al que tiene muy poco, todo es bienvenido, verduras, útiles de aseo, lo que nos traigan es bienvenido, todo nos sirve. Estamos sirviendo 200 colaciones diarias de lunes a domingos, necesitamos ayuda, todo nos viene muy bien”.

A continuación, un resumen de otro tipo de asistencias que se ofrecen desde la Diócesis de Valparaíso.

Apoyo a Migrantes desde Caritas Valparaíso en el siguiente link.

Acompañamiento espiritual por Covid-19 en el siguiente link.

Apoyo a microemprendimientos de familias que se vieron afectadas por el incendio de diciembre pasado en el siguiente link.

Dirección General de Vinculación con el Medio

Parroquias de la Diócesis de Valparaíso dan respuesta concreta a los efectos sociales del Covid-19
Descarga Plan de Retorno