Escudo facial de Valparaíso Makerspace PUCV registra su marca “ProMaker”

Esto luego de ser rediseñado y superar con éxito sus pruebas de laboratorio.

El escudo facial rediseñado por el espacio creativo tecnológico Valparaíso Makerspace PUCV, en el marco del programa “Retos de Innovación: Elementos de protección (EPP) para el personal de salud COVID19” del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Corfo y el Laboratorio de Gobierno, superó con éxito todas las pruebas de laboratorio e inscribió su propia marca “Promaker”.

Una vez terminado el proceso de pruebas y validación por parte de profesionales de salud pública, el rediseño pasó los análisis realizados por el único laboratorio autorizado por el Instituto de Salud Pública (ISP): el Laboratorio de Investigación y Control de Calidad en Cueros y Textiles de la Universidad de Santiago (Lictex) de la Universidad de Santiago de Chile. De acuerdo al informe, se validó: la protección de zonas protegidas, protección contra gotas y salpicaduras de líquidos, evaluación de la protección lateral y valorización del campo visual.

La importancia de este análisis recae en garantizar la seguridad y efectividad que brinda el EPP a sus usuarios, para entregar un producto confiable al personal que se encuentra trabajando directamente con pacientes COVID positivo.

“Desde el comienzo de la pandemia, quisimos contribuir desde la PUCV a los profesionales que se desempeñan en establecimientos públicos de salud, razón por la cual nos propusimos a partir de nuestro Makerspace, el rediseño de un EPP que recogiera todas las exigencias del personal de salud, teniendo como base diseños ya existentes. En paralelo, postulamos al programa ‘Retos de innovación’, siendo uno de los 13 proyectos adjudicados para crear nuevas y mejores herramientas en el combate del COVID-19. Esperamos con el tiempo poder fabricar más unidades y así aportar a más centros de salud regionales y nacionales”, manifestó Etienne Choupay, Director de Incubación y Negocios PUCV.

MARCA PROPIA “PROMAKER PUCV”

Junto con ello, y gracias el apoyo de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) de nuestra universidad, se solicitó en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Chile (INAPI) la marca que identificará los protectores confeccionados por la PUCV, la que permitirá distinguir nuestros protectores al contar con un derecho exclusivo sobre el signo “Promaker PUCV”.

“Contar con esta marca nos permitirá identificar nuestros productos desarrollados en Valparaíso Makerspace, de manera de poder usar de manera exclusiva su nombre y el signo, y así dar la confiabilidad a todos quienes reciban alguno de sus productos, hechos desde la PUCV y con todas las pruebas de seguridad que las autoridades sanitarias exigen actualmente”, agregó Choupay.

Esto constituye un gran hito, pues la marca es el único derecho de propiedad industrial que permite su renovación (con una duración de 10 años con posibilidad de renovación indefinida), siendo considerada como el principal activo de propiedad intelectual y uno de los activos intelectuales con mayor valoración en la sociedad.

MÁS DE 200 DONACIONES DE ESCUDOS FACIALES

Cabe destacar que durante este tiempo de crisis, Valparaíso Makerspace ha realizado diversas donaciones de “Promakers” a establecimientos de salud dentro y fuera de la región, entregando cerca de 200 protectores faciales al Cesfam Marcelo Mena y Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, y 50 al Departamento de Salud de la Corporación de Quinchao (Chiloé), del cual dependen dos Centros Comunitarios de Salud Familiar (Cecof) y nueve postas de salud rural.

Adicionalmente, se colaboró con la red de profesionales de COLABORATECH, plataforma colaborativa para fomentar la innovación y emprendimiento en salud digital, como una forma de descentralizar la iniciativa y ampliar el apoyo a otros centros de salud del país.

Valparaíso Makerspace

Descarga Plan de Retorno