MBA PUCV Santiago inaugura su año académico 2020

La ceremonia contó con una clase magistral dictada por el director de la SOFOFA, Bernardo Larraín.

El MBA de la Escuela de Negocios y Economía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso inauguró el año académico 2020, siendo esta su séptima versión en Santiago donde, a diferencia de otros años y debido a la actual crisis sanitaria que afecta tanto a Chile como al resto del mundo, la solemne instancia se realizó en formato virtual a través de Google Meet.

Presidieron la ceremonia el rector de la PUCV, Claudio Elórtegui; el director de postgrados la Escuela de Negocios y Economía, Orlando de la Vega y el director de la Escuela de Negocios y Economía, Eduardo Cartagena. Además, contó con la participación de Fernando Silva director ejecutivo del Centro de Extensión del Senado; Bernardo Larraín, presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA) y el padre Enrique Opazo, director del Refugio de Cristo.

Primeramente, el rector de la Universidad agradeció la participación de los invitados, destacando la importancia que representa para él estar presente en actividades de su alma máter como profesional.

Expresó que los estudiantes del MBA, que ocuparán próximamente posiciones de liderazgo en empresas, deberán enfrentar “uno de los grandes desafíos, que es crear las condiciones para encontrar respuesta a problemas no resueltos”.

Comentó también en la oportunidad que, en relación a la discusión país que ha iniciado, se habla muy poco de economía y para avanzar en beneficios sociales, se requiere recuperar mayores tasas de crecimiento económico. “Pienso, como muchos, que Chile se enfrentará a un momento decisivo próximamente”, agregó, esto de cara al próximo proceso constituyente, en que la diversidad presente en el programa MBA será clave para el futuro del país.

Por su parte, Orlando de la Vega expresó que “hoy tenemos total certeza de la incerteza. Hemos aprendido a movernos en esta vicisitud en que nos tiene sometidos el virus COVID-19”. Y por ello, afirmó, “estamos trabajando arduamente por dar lo mejor de nosotros para que tengan el mejor servicio académico”.

LA CRISIS COMO OPORTUNIDAD

Bernardo Larraín estuvo a cargo de la clase magistral de la instancia, titulada “La crisis como oportunidad: una mirada empresarial”. Una de sus principales reflexiones explicaba que 15 años de crecimiento y desarrollo comenzaron a agotar el desafío del impulso inicial. Se necesitaba más innovación no sólo en la empresa, sino también en el estado.

“La política perdió ambición reformista, perdió capacidad de construir acuerdos, entrando en piloto automático. Las empresas también entraron en este ciclo; quizá no fuimos lo suficientemente proactivos para que crecieran nuestras culturas empresariales, nuestra confianza, perdimos impulso reformador”, afirmó el empresario.

Al complejizarse el sistema, comenzaron a producirse fallas, según comenta: “luego de este crecimiento, los ciudadanos chilenos pasaron a clase media. Tienen altas expectativas y están más empoderados. Estas altas expectativas fueron inflamadas porque actores políticos comenzaron a ofrecer soluciones simples a problemas complejos. Por eso los ciudadanos se indignaron con justa razón ante las fallas sociales, que se hicieron evidentes e insoportables.”

“Hay factores imprevistos, complejos de analizar, como la crisis política y social”, aseguró, por tanto, a su parecer, la crisis de hoy “se debe en parte al éxito que tuvimos, y a acciones u omisiones de la Academia en el período de los últimos 30 años. Somos responsables de que se haya adormecido este impulso reformista”, concluyó.

Por Macarena Rojas

Dirección General de Vinculación con el Medio

MBA PUCV Santiago inaugura su año académico 2020
Descarga Plan de Retorno