Pensemos PUCV: comunidad universitaria reflexionó sobre el futuro en contexto de pandemia

Entre julio y noviembre de 2020 se desarrollaron un total de 52 grupos focales donde participaron académicos, funcionarios y estudiantes. En el proceso, además colaboraron exalumnos y empleadores.

Durante dos años, el equipo de la Dirección de Análisis Institucional y Desarrollo Estratégico de nuestra Casa de Estudios trabajó recopilando información y desarrollando grupos focales para dar forma al Pensemos PUCV que se realizó en 2020, proceso que superó con creces la crisis sanitaria y el distanciamiento físico que trajo el Covid-19, lo que impidió a los integrantes de la Universidad reunirse de manera presencial en cada una de sus sedes.

Pero gracias a la tecnología, la actividad se desarrolló de manera virtual y cada uno de los académicos, funcionarios, estudiantes, exalumnos y empleadores que se inscribieron pudieron dar a conocer sus reflexiones desde sus hogares, información que será vital para enfrentar el próximo proceso de acreditación de la PUCV que se desarrollará en 2021.

Al respecto, el vicerrector de Desarrollo, Arturo Chicano,  señaló que Pensemos PUCV es un proceso consolidado de conversación y reflexión en torno al quehacer de la Universidad, que les permite evaluar la gestión, como parte fundamental del proceso de autoevaluación con miras a la acreditación, así como proyectar el futuro de la institución como uno de los principales insumos de la planificación estratégica.

“En el marco de la próxima acreditación institucional, este proceso implica dos instancias fundamentales. La realización de grupos focales, orientados a recoger la percepción que la comunidad universitaria tiene respecto de la labor que se realiza y el trabajo en comisiones, en el que un grupo de participantes evalúa cada uno de los procesos que sustentan la misión de la PUCV”, indicó el vicerrector.

Durante los meses de julio y noviembre de 2020, se realizaron un total de 52 grupos focales y entre los meses de octubre y noviembre, se llevó a cabo el trabajo de 36 comisiones, participando en cada una de estas instancias académicos, funcionarios y estudiantes. A fines del año pasado, se efectuaron además grupos focales con exalumnos de pregrado y de posgrado, así como también con empleadores.

“Los resultados obtenidos, permiten identificar nuestras principales fortalezas, debilidades, avances y desafíos, insumos que permitirán enriquecer cualitativamente el informe de autoevaluación institucional que será enviado a la Comisión Nacional de Acreditación en mayo de 2021”, complementó Chicano.

INTEGRANTES VALORARON INSTANCIA DE DIÁLOGO

En esta misma línea, el director del Doctorado en Derecho PUCV, Patricio Lazo valoró esta instancia de diálogo, considerando lo que caracteriza precisamente a una universidad es la posibilidad de ofrecer espacios de diálogo e intercambiar ideas.

“Creo que el principal desafío que enfrentamos es estar preparados para cumplir nuestra misión formadora en un contexto de incertidumbre. De un momento a otro, una parte importante de aquellas cosas que dábamos por hechas desaparecieron y hemos tenido que hacer una suerte de duelo de ellas. La incertidumbre será permanente e irá acompañada de una grave crisis económica, lo que hará menos claro el camino. Las convicciones y el sentido de misión serán algunas de los pocas cosas en las que nos podremos apoyar”, precisó.

Por su parte, la decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, María Teresa Blanco, señaló que la PUCV tiene toda una tradición de generar un diálogo fructífero a nivel interno y externo.

“Los espacios de diálogos siempre generan un aporte, pues es ahí donde los miembros de la PUCV, expresan sus opiniones respecto a los procesos de mejora continua, que se hacen necesarios, considerando los cambios en los entornos, circunstancias y contextos. Nuestra Universidad se ha caracterizado por brindar estos espacios, lo cual se valora y espera mantener, un ejemplo de ello es el Claustro Pleno, instancia inédita a nivel nacional, que nos permite expresarnos en los ámbitos del quehacer universitario. Por ello, cuando se generan estas instancias, no solo nos permite corregir lo que corresponda, sino también mirar hacia el futuro, como es el deber de una institución de la categoría de la nuestra, pues debemos ir a la vanguardia, efectuando aportes concretos a nuestra sociedad”, apuntó.

Ximena Chávez, jefa de la Unidad de Gestión Arancelaria de la Dirección de Finanzas, agrega que “me parece excelente esta instancia para conversar acerca de lo bueno y no tan bueno de nuestra Universidad, siempre desde una perspectiva de ir mejorando. Además, es la posibilidad de compartir ideas y apreciaciones con otras áreas de la PUCV. Según mi opinión, el corazón de nuestra Universidad son nuestros alumnos. Por ello, el principal desafío es mantenerlos con clases de calidad, aun siendo online”, señaló.

Diana Orozco es coordinadora de la Dirección de Innovación y Emprendimiento de nuestra Casa de Estudios y destacó el proceso Pensemos PUCV. “Es un espacio positivo de construcción y levantamiento de información que no se da frecuentemente. Allí se perciben realidades, necesidades y contextos diferentes que necesitan de mejora continua y hacen cada día más necesario espacios de co-creación y construcción interna que se reflejan hacia afuera”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio

Pensemos PUCV: comunidad universitaria reflexionó sobre el futuro en contexto de pandemia
Descarga Plan de Retorno