El 2 de marzo retornan las clases presenciales a la PUCV

La Casa de Estudios cuenta con todas las medidas necesarias para un regreso seguro, así como también con salas tecnologizadas, en caso de requerir regresar a la modalidad híbrida.

La Pontificia Universidad Católica de Valparaíso anunció que el retorno a clases para el año académico 2022 será completamente presencial, tras haber transitado por desde la modalidad virtual a la híbrida en medio de la pandemia.

“Toda la planificación que se está desarrollando para el primer semestre del 2022, en nuestra Universidad va en la línea de una docencia totalmente presencial, como era antes de la pandemia”, señala el rector Claudio Elórtegui.

En este plano, complementa que la decisión siempre estará sujeta a evaluación de acuerdo con la situación epidemiológica de la comuna: “siempre hay que tener en consideración eventuales rebrotes muy fuertes de la pandemia, pero hay un antecedente que es fundamental en mi opinión: en Chile, en torno al 95% de los estudiantes universitarios están vacunados con dos dosis, y en nuestra universidad en torno al 97%”.

Las clases se iniciarán el miércoles 02 de marzo, para los estudiantes nuevos, y el 14 para aquellos de cursos superiores.

Respecto de los aforos en las salas, la institución definió que se utilizará el 100% de su capacidad, de acuerdo con los lineamientos de los ministerios de Salud y Educación, que establecieron que con más del 80% de los estudiantes vacunados no aplica la restricción de aforos en las aulas.

En cuanto a las medidas de seguridad, se va a mantener la ventilación de las salas, la sanitización después de cada clase, la disposición de alcohol gel, la toma de temperatura y el control y registro de ingreso a los campus para asegurar la trazabilidad.

El director de Procesos Docentes de la PUCV, Juan Pablo Herrera, recalca que la institución ha trabajado bastante en seguridad y en mejorar las aulas, con salas híbridas habilitadas, un Aula Virtual potente y una aplicación para estudiantes con temas académicos, para estar preparados en caso de que se requiera retroceder hacia la modalidad híbrida o a las clases online.

“Hemos hecho una actualización de las salas en cuanto a tecnología, hemos visto temas de seguridad y aforo, mantenido controles en los ingresos. Estamos pensando en una presencialidad con nuevas cosas, por ejemplo, las bibliotecas están pensadas también para el estudio y no solo para la reserva de libros”, indicó.

Dirección General de Vinculación con el Medio

 

Descarga Plan de Retorno