Bienvenida 2022: PUCV recibió a estudiantes de cursos superiores

La Universidad ha realizado un gran esfuerzo en infraestructura, mejorando el espacio físico para enfrentar la pandemia, adaptando especialmente las salas de clases, bibliotecas y auditorios, siempre ceñidos a los protocolos entregados por el Ministerio de Educación.

Este lunes 7 de marzo se sumaron a la vida universitaria los alumnos de curso superior de la PUCV, retomando así la presencialidad total en la formación de pregrado después de dos años de pandemia en el país.

Al respecto, nuestra Casa de Estudios ha tomado todas las medidas sanitarias exigidas por los ministerios de Salud y de Educación, lo que se ha difundido ampliamente a nivel interno. La decisión se tomó considerando la necesidad que existe en la comunidad universitaria de volver a la presencialidad, sobre todo en las actividades de carácter práctico que se incluyen en la formación de los estudiantes y considerando que más del 95% del alumnado se encuentra con su esquema de vacunación completo.

Sobre este punto, el vicerrector Académico (s), Alex Paz, destacó que con la llegada de los estudiantes se dio inicio oficialmente al primer semestre de 2022, sumándose a los aproximadamente 3.500 estudiantes de primer año que se incorporaron el pasado 2 de marzo.

“Para estos efectos hemos dispuesto de todas las medidas sanitarias establecidas por las autoridades, de manera de llevar adelante nuestra docencia en un ambiente seguro. Este retorno a la presencialidad, además, será oportunidad para que nuestras escuelas de Ingeniería Civil, de Ingeniería de Construcción y Transporte, de Negocios y Economía, y de Ciencias del Mar, puedan inaugurar tres modernos edificios recientemente construidos en las ciudades de Valparaíso y Viña del Mar”, añadió.

Para recibir a los estudiantes este año, la PUCV ha realizado un gran esfuerzo en infraestructura, mejorando el espacio físico para enfrentar la pandemia, adaptando especialmente las salas de clases, bibliotecas y auditorios, siempre ceñidos a los protocolos entregados por el Ministerio de Educación.

EL REGRESO A LA PRESENCIALIDAD

La directora de la Escuela de Pedagogía, Marcela Jarpa, destacó que la vuelta a clases presenciales es un hito después de dos años de pandemia. “Este contexto nos pone a trabajar de forma directa al interior del aula. El trabajo en el aula implica no sólo el contacto físico con los estudiantes, sino que también una conexión emocional, el verse, escucharse, mirarse. Es algo muy importante para los procesos formativos y cognitivos de adquisición de conocimiento, pero también para el proceso de socialización de los estudiantes”, complementó.

La académica agregó que el rol del profesor tiene un valor particular dentro de las aulas. No obstante, es importante destacar los aprendizajes que los académicos y académicas tuvieron que enfrentar en estos dos años de pandemia.

“Cada uno desde su rol y experticia logró movilizar conocimientos y estrategias, habilidades distintas que pudieron hacer que las clases fueran efectivas y que se propiciaran espacios de aprendizaje con los estudiantes. Pero, es importante el contacto en el aula, escuchar, tener una buena explicación. Hacer que el trabajo al interior de la sala de clases vuelva a la normalidad. El conocimiento y el aprendizaje no pueden detenerse y suspenderse. Hay que procurar que los espacios de seguridad y sociabilidad estén disponibles para los profesores y estudiantes”, indicó.

El director de la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte, Hernán Pinto, añadió que “como unidad académica estamos muy entusiasmados en este nuevo año académico 2022, ya que el regreso de la presencialidad en el proceso Enseñanza-Aprendizaje permitirá que nuestros estudiantes vivan de forma plena su experiencia universitaria”, advirtió.

El director de la Escuela de Negocios y Economía, Eduardo Cartagena, señaló que “necesitábamos volver a reencontrarnos físicamente, a conocer e identificar a las generaciones de estudiantes aceptadas en la Universidad durante 2020 y 2021, con quienes no habíamos podido interactuar cara a cara, sólo nos habíamos visto parcialmente a través de Zoom; la interacción entre los distintos estamentos universitarios es muy necesaria para concretar la formación integral y alcanzar los estándares de calidad propios de una Universidad acreditada por 7 años”. 

ESTUDIANTES DESTACARON ESTE REGRESO

En la Escuela de Negocios y Economía de la PUCV se efectuó una bienvenida a los estudiantes de cursos superiores que ingresaron en los años 2020 y 2021, y que no tuvieron la posibilidad de recibir una bienvenida presencial producto de la pandemia.  

Marco Montenegro, alumno de Ingeniería Comercial señaló que “mis expectativas en el regreso a clases principalmente son recuperar la vida universitaria que se perdió con las clases online, compartir con los compañeros y compañeras, hablar con los profesores después de clases. También es interesante la posibilidad de conocer la nueva sede, aunque uno igual mira con nostalgia la antigua, que nos acogió por muchos años. Otro punto importante a mi parecer es volver a tener las clases cara a cara, dónde uno puede entender mejor a los profesores con sus expresiones y ellos a nosotros, lo que contribuye a la continuidad de la clase. Después de tener dos años de clases online, hoy estaba ansioso por volver a la PUCV, lo cual hace mucho no me pasaba, quizás desde los primeros días de clases”.

El diagnóstico es compartido por Carla González, también estudiante de Ingeniería Comercial: “personalmente he estado esperando la vuelta a la presencialidad porque se me hizo bastante complicado el tener clases online, por lo tanto tengo altas expectativas, sobre cómo los profesores y alumnos puedan adaptarse a esta ´nueva normalidad´ sin dejar de lado lo que aprendimos en estos dos años de aislamiento”.

Pablo Suazo, presidente del Centro de Alumnos de la carrera de Ingeniería en Construcción agregó que “nuestras principales expectativas para este comienzo en la presencialidad es el poder compartir nuevamente con nuestros pares universitarios y profesores. Necesitamos recuperar el sentimiento de que somos una comunidad universitaria y una gran familia en la PUCV”.

Amira Boada, alumna de Trabajo Social, añadió que “se viene un año lleno de nuevos desafíos y es muy normal sentirse abrumado y asustado, es algo que genera mucho estrés sobre todo en primer año. Nuestros compañeros y compañeras van a conocer el rol del trabajador social tan relevante en nuestra sociedad y cómo éste se involucra en la vida de las personas, lo que es muy importante. No hay que olvidar que el trabajo social es una carrera donde se trata con gente, por eso es crucial el compañerismo y no tener miedo a pedir (y brindar) ayuda tanto a docentes como a otros estudiantes”, complementó.

Daniela Gaete, alumna de Pedagogía General Básica indicó que “fue muy esperado el regreso a la presencialidad. Siento mucha emoción y tengo ganas de seguir aprendiendo con mis compañeros. Lo que más me ha gustado es poder ver las caras que hay detrás de las pantallas, conocer a los profesores, convivir con ellos como personas. Ojalá que sigamos de manera presencial con las medidas y los cuidados necesarios”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio 

Bienvenida 2022: PUCV recibió a estudiantes de cursos superiores
Descarga Plan de Retorno